mayo 20, 2014
Informe Tandanor. Una historia de la Argentina
Para que se sepa la historia política y judicial de lo qué significó desapoderar patrimonio nacional.

 

Hoy estamos inaugurando algo más que la recuperación de un inmueble del Estado, que se encontraba totalmente abandonado. Se hizo a través de lo que fue la reorganización de la administración de los bienes del Estado y con la conformación de la AABE, que fundamentalmente lo que persigue es recuperar el valor social del patrimonio del Estado, sean tierras, sean edificios, sean oficinas abandonadas.

Cuando uno entra a este edificio ve, por un lado, una inmensa carcaza de acero, o de hierro, que perteneció a un proyecto por el cual debemos hoy al Club de París 700 millones de dólares y que había sido pensado en tiempos de la dictadura con la construcción de tres submarinos, esa trompa que hay allí afuera, es uno de los submarinos que nunca terminó de construirse, los otros se vendieron como chatarra vieja y hoy tenemos que pagar por ese proyecto 700 millones de dólares en el Club de París.

Cuánto tiempo perdido, cuántas cosas mal vendidas, cuánta administración fraudulenta en contra de los intereses del Estado, sin embargo no se escuchaban tantas voces ni tantas denuncias ni tantas medidas cautelares durante los años en que se entregaba vergonzosamente el patrimonio nacional de todos los argentinos y de todas sus empresas públicas. Ojalá hubiéramos tenido fiscales y jueces como los que tenemos ahora, que siempre están tan atentos para poder hacer las denuncias que debe corresponder hacer y que también deberán ser probadas absolutamente. Porque realmente si esto hubiera pasado cuántas cosas nos hubiéramos ahorrado los argentinos. Por lo pronto hubiéramos tenido una empresa de energía, por lo pronto no hubiéramos perdido nuestra empresa de Aerolíneas, y tantas otras cosas, porque hasta privatizaciones por decreto hubo en la República Argentina  sin que nadie hiciera absolutamente nada, por lo menos en el ámbito que correspondía hacerlo.

 

 

Pero bueno, son cosas que pasan y lo importante no es llorar sobre la leche derramada ni ponerse en fiscal acusatorio de nadie, sino simplemente poner las cosas que hemos hecho nosotros, arremangarnos y aguantar las críticas que se tienen cuando uno decide recuperar lo que era patrimonio de los argentinos.

 

Tandanor

La empresa nació en 1879 bajo la denominación “Talleres Navales de Marina” destinados al mantenimiento de buques de la Armada. En el año 1971 se constituyó como S.A., con su nombre actual (TANDANOR) y con participación mayoritaria del Estado en el capital societario.

El gobierno de Carlos Menem privatizó en 1991 Talleres Navales Dársena Norte (TANDANOR) con notorias irregularidades que desembocaron en julio de 2006 en el procesamiento de ex funcionarios y empresarios.

 

Re-estatización

El presidente Néstor Kirchner resolvió mediante Decreto Nro. 315/07 la nulidad del proceso de licitación y del ulterior contrato celebrado para la privatización, y ordenó al Ministerio de Defensa la toma de posesión «inmediata» de los astilleros.

La privatización de TANDANOR, que se había realizado durante el gobierno de Carlos Menem le costó al Estado nacional un enorme daño al desarrollo de la industria naval argentina.

TANDANOR fue vendida en 1991 a un consorcio con participación de capitales extranjeros, a través de un viciado procedimiento de licitación pública. Dicho consorcio constituyó la sociedad denominada INDARSA. Esta empresa solo pagó 7 millones de dólares de los 59 millones de dólares correspondientes al precio de venta del astillero.

Además de los graves vicios que tuvo el proceso licitatorio, INDARSA abandonó en 1999 la explotación e ingresó a un proceso de quiebra después de la venta fraudulenta de ocho hectáreas que TANDANOR tenía en Retiro, en un negociado inmobiliario por el que INDARSA percibió la suma 18 millones de dólares.

 

Causas judiciales

Todos estos hechos originaron dos causas penales: una de ellas es la “Causa BOFFIL Alejandro” que actualmente tramita ante el Tribunal Oral Criminal Federal Nro. 5, proceso éste que está en condiciones de ser elevado a juicio oral; el delito que se investiga es el de defraudación a la administración pública. Se encuentran imputados y procesados directivos del consorcio adjudicatario.

En la segunda Causa que tramita ante el Juzgado Criminal y Correccional Federal Nro. 11, caratulada “TADDÍA Y OTROS”, se encuentran imputados ex funcionarios de la cartera de Defensa de ese entonces: Oscar Camilión ex Ministro de Defensa de Menem y el ex administrador de TANDANOR Roberto Taddía, además de los integrantes de la comisión de preadjudicación, entre otros.

En ambas causas el Ministerio de Defensa actúa en carácter de parte querellante. Los procesados, partícipes de esta maniobra que se investiga, apuntaban a un negociado inmobiliario que pretendía rezonificar la Planta I de TANDANOR, a través de una venta frustrada de 18 hectáreas, próximas a Puerto Madero en la Costanera Sur de esta ciudad, donde se habrían imaginado un Puerto Madero II.

 

Tandanor hoy

TANDANOR actualmente desarrolla sus actividades en la planta de Dársenas al Este, dentro de la zona portuaria de Buenos Aires, con una superficie propia de 21 hectáreas donde se encuentra el SYNCROLIFT, imponente mecanismo que es un elevador que se halla en condiciones de realizar operaciones de construcción o reparación de buques incluso de gran envergadura, que permite extraer del agua y elevar los buques para poder trabajar sobre ellos.

Como ya dijimos anteriormente, es una empresa de propiedad participada, con el 90% del capital accionario en manos del Ministerio de Defensa y el 10% en manos de los trabajadores. La orientación económica impartida por Defensa apunta a desarrollar un modelo de gestión privado, sin financiamiento del Estado y con orientación a resultados económicos de rentabilidad, que al mismo tiempo sea el articulador activo de los proyectos para la Armada Argentina.

Actualmente realiza las tareas de reparación del buque antártico ALMIRANTE IRIZAR. Presenta un activo en terrenos con un valor superior a los 50 millones de dólares; estos se encuentran alcanzados por las medidas cautelares dictadas en las causas judiciales antes indicadas.

La reestatización de TANDANOR estuvo inspirada en la misma política pública de Néstor Kirchner en virtud de la cual se decidió la reactivación del astillero ALMIRANTE STORNI (ex Domecq García)

En los ´90 cuando TANDANOR fue privatizada de manera fraudulenta, ese astillero y su vecino Almirante Storni (ex Domecq García), se convirtieron en predios abandonados. Éste astillero fue cerrado y desguazado por el menemismo. El 2 de septiembre de 2004, el gobierno de Néstor Kirchner decidió su reapertura. El astillero ALMIRANTE STORNI es una importante planta industrial de fabricación de submarinos que se encuentra entre las más importantes del mundo en su tipo.

Junto al Astillero RÍO SANTIAGO, del estado bonaerense, TANDANOR y ALMIRANTE STORNI conforman un potente núcleo para el resurgimiento de la industria naval argentina.

TANDANOR y el astillero ALMIRANTE STORNI conforman un polo naval de construcción y reparación de buques, dependiente del Ministerio de Defensa, el que se denomina CINAR (Complejo Industrial Naval Argentino).

Otra nota que por ahí les interese: Tandanor: el gigante despierto

 

38 Respuestas a Informe Tandanor. Una historia de la Argentina

Los comentarios están cerrados.

Más Néstor y Cristina:

 

diciembre 9, 2019

Sitio Oficial de Cristina Fernández de Kirchner

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS (C) 2013

Sitio Desarrollado por: Dogo Creativo