marzo 1, 2015
Yo no dejo un país cómodo para los dirigentes, yo dejo un país cómodo para la gente
Claro que va a ser incómodo. Sobre todo si le piensan sacar derechos que ha ganado a la gente.

 

Apertura del 133° período de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación.
1° de marzo de 2015.

 

 

El país que viene. Hoy me levanté y leí rápidamente, porque no tenía tiempo -yo cuando leo un titular, veo la página de cada diario y ya más o menos sé todo lo que tiene adentro, es un ejercicio que uno adquiere, no hace falta leer hoja por hoja- y me llamó la atención La Prensa, «El país que viene», y dice «ante la expectativa del mensaje presidencial de hoy, líderes políticos de la oposición opinaron que es muy probable que el gobierno no deje un país cómodo –escuchen esta palabra- cómodo de gobernar a quienes deban sucederlo tras las elecciones de octubre».

 

C39350760_01_preview

 

Yo lo leí atentamente, y digo: tiene razón lo que dice este hombre, yo no dejo un país cómodo para los dirigentes, yo dejo un país cómodo para la gente, tiene razón.

¿Saben qué? Tienen razón, va a ser muy incómodo. Claro que va a ser incómodo. Después de todo lo que hemos leído, va a ser incómodo, sobre todo si le piensan sacar derechos que ha ganado a la gente, va a ser muy incómodo.

Si, por ejemplo, se quiere privatizar nuevamente Aerolíneas Argentinas o YPF, si por ejemplo se le van a negar a los jubilados los dos aumentos anuales con todo lo que esto significa siendo el último de 38 por ciento anualizado, la Asignación Universal por Hijo que aumenta todos los años, que los trabajadores puedan libremente pactar sus salarios como lo han hecho ganando siempre en poder adquisitivo a la inflación, por eso el turismo, por eso van afuera, por eso pueden comprar dólares.

Claro que va a ser un país no cómodo para los dirigentes políticos, sobre todo aquellos que quieren cambiar tantas cosas. Porque sería bueno que además nos explicaran qué es lo que quieren cambiar.

Ahora, para la gente, el país que les dejo es un país muy cómodo, es un país con 6,9 por ciento de desocupación, es un país con 6 millones de jubilados, es un país con el salario más alto de Latinoamérica, es un país con la jubilación más alta de Latinoamérica, es un país con la mayor inclusión previsional de que se tenga memoria, es un país con mayor nivel de porcentaje industrial en su Producto Bruto Interno, es un país donde se respetan los derechos humanos, es un país donde se respeta la división de lo que es la Constitución, es un país donde el gobierno le ha dado más que nunca el mayor presupuesto al Poder Judicial.

Sí es un país difícil para los dirigentes, pero no para la gente, que ha superado, que ha progresado, que ha crecido, que ha encontrado trabajo, que hoy tiene casa, que hoy tiene auto, que sus chicos van a la universidad y tienen estudios.

Por supuesto, el país cómodo es para la gente, no para los dirigentes.

 

9 Respuestas a Yo no dejo un país cómodo para los dirigentes, yo dejo un país cómodo para la gente

Los comentarios están cerrados.

Más Néstor y Cristina:

 

diciembre 10, 2022

septiembre 25, 2022

Sitio Oficial de Cristina Fernández de Kirchner

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS (C) 2013

Sitio Desarrollado por: Dogo Creativo