julio 17, 2015
Cena en Honor al Presidente Evo Morales tras inaugurar el monumento a Juana Azurduy
Nadie puede tener éxito en la cumbre de la pirámide social si esa pirámide no tiene bases sólidas que permitan ir ascendiendo y logrando que cada uno cada vez esté mejor.

 

Palabras de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner en la Cena de Honor ofrecida al Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, en el Museo del Bicentenario. 15 de julio de 2015.

 

 

Muy buenas noches a todos y a todas; señor Presidente, compañero Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, compañero Evo Morales y a toda la comitiva que lo acompaña, comitiva de ministros, de amigos, de compañeros que nos conocemos desde tantos años.

Bueno, quiero empezar por tu inicio de discurso, la emoción de la Juana Azurduy, hoy en la Plaza mirando al continente, mirando a la Casa de Gobierno, a este espacio que significa el poder político, en la República Argentina. Y sí es correcto l que has dicho, es una descolonización – en este caso – no solamente cultural, sino también intelectual y materialmente.

Hoy un diario dice, porque aquí había antes emplazada, una estatua de Cristóbal Colón y hoy un diario dice que: “Juana Azurduy le ganó a Cristóbal Colón”. No, Juana Azurduy, junto con Belgrano, con San Martín, con Güemes y con otros tantos patriotas ganaron hace más de 200 años, o un poco menos tal vez, la independencia. Colón ya se había ido.

Así que, en realidad, lo que hicimos fue hacer el justo homenaje a una mujer, a la que también nombramos Generala, la primera Generala de nuestro Ejército. Pero me parece que, antes de que me vaya, habrá otra Generala. Bueno, no será como Juana Azurduy, pero va a ser una mujer Generala. Las mujeres, el rol de las mujeres en las luchas por la independencia, en las luchas por la liberación nacional siempre ha sido minimizadas, o tal vez presentadas como damas que daban sus joyas para la independencia, o que hacían otros menesteres, pero la verdad que la figura, hoy, de Juana que iba a pelear con sus hijos, después de parir, junto a Güemes, que después estuvo en la Guerra de Guerrillas también contra el ejército realista, que además ella era mestiza, pero su esposo era un rico terrateniente, de origen español, convertido a la causa criolla y además porque no tenemos nada ni contra Colón ni contra nadie. Todos los que aquí estamos somos hijos de inmigrantes; yo no seré nieta de italianos, pero soy nieta de españoles. Así que creo que quienes quisieron plantear oportunamente un enfrentamiento o unas diferencias en este aspecto creo que deben ser dejadas de lado. Es lógico que en nuestra Plaza esté esa magnífica estatua. Yo sé que está con nosotros su escultor, Zerneri y me gustaría que – por favor – se levantara o se identificara, si está presente. Para él un gran aplauso, muchas gracias. Es una escultura magnífica, con un base de pórfido patagónico, que es muy parecida a la piedra andesita, con la cual se hizo el Templo del Sol y la Luna y también muchas gracias, Evo, por la donación de la escultura. Porque estamos ante una donación del gobierno, del Estado Plurinacional de Bolivia, en un homenaje a esta heroína de la Revolución, que como cantaba Mercedes Sosa: “viene oliendo a jazmín”.

Y sí son tiempos de inclusión, hoy cuando estábamos en la charla que mantuvimos a solas y más tarde, en la reunión ampliada, junto a nuestros Gabinetes, hablábamos de las modificaciones que ha sufrido tu país, que ha sufrido nuestro país, y que ha sufrido, en general, o que ha gozado, no sufrido, son modificaciones que hemos gozado en la región. Y si hubiera una palabra para definirla esa sería la inclusión, pero no de inclusión de los sectores que estaban más rezagados, más humillados o más vulnerables. Es cierto, hemos incorporado a millones de argentinos que no tenían trabajo, que no tenían jubilación, que no tenían un programa para aquellos que cumplían… acá también tengo una buena noticia para darles, acaba de convertirse en ley la movilidad de la Asignación Universal por Hijo, que es un programa de inclusión.

Yo sé que cuando uno presenta estos programas piensa, bueno se ocupan únicamente de los que menos tienen, pero nuestro país, la República Argentina, y de acuerdo con lo establecido por la CEPAL y por el Banco Mundial ha sido el país que más clase media ha producido, en los últimos doce años, millones de personas que pasaron de la indigencia o de la pobreza a ser clase media. Y además cuando hay mucha gente que consume más porque tiene mejor salario, porque tiene mejor trabajo también comienza a incluir más a los empresarios porque el que no tenía empresa, a lo mejor puso una pequeña empresita y el que tenía una pequeña empresita la convirtió en una mediana o una gran empresa y el que no tenía un comercio abrió un comercio y le fue bien porque pudo vender, había gente para comprar, gente que no tenía trabajo – antes – y ahora lo tiene, gente que a lo mejor todavía no consiguió un trabajo formal, pero recibe una Asignación Universal por Hijo y permite que sus hijos consuman calzado, comida, vestimenta, alimentos, golosinas, cosas que antes no podían consumir. Entonces es como una inclusión escalonada y piramidal la que se va dando.

Nadie puede tener éxito en la cumbre de la pirámide social, si no tiene bases sólidas esa pirámide, que permitan ir ascendiendo y logrando que cada uno de los escalones de esa pirámide cada vez esté mejor. Así que, nadie se ponga nervioso cuando ven que los sectores vulnerables progresan o tienen programas que los incluyen. Porque esos programas terminan impactando también en los sectores más altos de la sociedad.

Esto es muy importante entenderlo cuando hablamos de inclusión. Normalmente la palabra inclusión se refiere en el imaginario colectivo y, además, hay también interesados en así demostrarlo, que solamente reciben los que no tienen, los que son pobres, los que son indigentes. No, en estos años, todos saben que hemos crecido, que hemos generado nuevas empresas.

Yo comentaba hoy en la reunión ampliada que habíamos hecho, que una de las empresas de software hoy más importante de la Argentina, la única acá en la Argentina, se conformó en el año 2003 con cuatro jóvenes platenses que conformaron una empresa de software que hoy cotiza en Nueva York y que vale muchísimos cientos y cientos de millones de dólares y genera un trabajo altamente calificado de valor agregado y de calificación de recursos naturales.

Por eso creo que hay que ver la película entera, desde que empieza hasta que termina y ver que estos proyectos de inclusión social, son proyectos de inclusión social, económica y cultural. Que era lo que querían nuestros patriotas. Si no, lean al Belgrano, no se queda solamente con el Belgrano militar, con el Belgrano creador de la bandera, verán que es un economista que hablaba de proteger nuestras industrias, de generar valor agregado.

Esto es lo que estamos haciendo, Evo, aquí en la Argentina. Y lo que tú también has comenzado a hacer con ese recurso del gas natural que has comenzado a agregarle valor, que también hemos comenzado desde aquí a integrar comercialmente las ambulancias, esos hospitales móviles que con tanto orgullo hemos llevado allá y que queremos seguir haciéndolo. Va a venir una comisión de ministros entre los 28 y 31 para material hospitalario, para la instalación domiciliaria del gas.

Porque a Bolivia le ha pasado también lo que nos pasaba a nosotros en la Patagonia: eran grandes proveedores de gas para aquí, para las grandes ciudades de la Pampa Húmeda, y los ríogalleguenses o los santacruceños tuvieron gas mucho más tarde. Y a Bolivia le pasaba lo mismo: vendía gas a sus hermanos, a otros países, pero tal vez, sus compatriotas, los propietarios de ese gas no tenían gas en sus casas para encender la hornalla.

Precisamente también ahora, una de las misiones que va a venir, es del sector para la red domiciliaria de gas. Esto también es inclusión y es lo que están haciendo en Bolivia.

En cuanto a lo que dijiste, el tema del Papa, en Bolivia realmente fue muy importante su discurso en el segundo encuentro mundial de movimientos sociales, sorprendió a más de uno y además, fíjense: teníamos aquí en la Argentina durante tanto judicialmente, porque no sabés lo que nos costó, la estatua está hermosa, se ve divina, pero hubo 82 medidas cautelares, 42 mil medidas, cosas. Y bueno, ahí está.

La verdad que después, pero no hicimos con Colón que lo tiramos. No, no, Colón va a estar mirando al río, en una plaza, porque creemos que todo, forma parte de la historia. Pero, sin embargo, el Papa pidió perdón por las cosas que habían sucedido durante la etapa de la colonización y de la evangelización. Creo que todos deberían o, por lo menos algunos que uno escucha, deberían tomar en cuenta estas palabras y esta humildad.

Creo realmente que hoy es un día muy feliz. Él dice que le voy a robar las mujeres en Bolivia porque estaban todas muy emocionadas. Yo no le creo nada porque el Presidente sigue soltero y el único soltero que creo que queda en Boliva, porque ya Álvaro se casó. Así que, no le creo que le vaya mal con las mujeres bolivianas que lo aman, que lo adoran. Pero no desde un lugar común, sino desde un lugar especial por haberle devuelto la dignidad a su pueblo, a sus hijos. Que sus hijos tengan un futuro, es también conquistar a las mujeres. Es la mejor conquista que nos puede hacer un hombre: asegurarnos el futuro de nuestros hijos, de nuestros nietos y de nuestros descendientes. Y la verdad que eso es lo que has hecho tú y tu movimiento, el MAS, en Bolivia.

Y, bueno, estamos muy contentos con todo lo que está pasando y también recordar el momento que asumiste como Presidente y había otro presidente en la República Argentina, el presidente Kirchner, que te comunicaste con él para decirle de la situación que estaba pasando Bolivia y el precio que le pagaban el gas, que era un precio bajo. Y Néstor fue el que, al pagar Argentina más, elevó el nivel del piso que Bolivia cobraba por sus ingresos. Porque él creía también profundamente, como lo hacemos nosotros, en esta integración.

Y para finalizar, me queda muy fresco el recuerdo del encuentro en La Moneda, cuando la UNASUR, unida, como cuando hemos estado en momentos difíciles, no solamente de Bolivia, sino también de los hermanos del Ecuador o de Colombia y de Venezuela, y pudimos, nosotros, los sudamericanos o los sudacas, como nos llaman en algún lugar despectivamente, resolver nuestros propios problemas, con sus propios instrumentos, con nuestras propias instituciones. Cosas que en otros lugares no pueden hacer, nosotros lo hemos hecho. Y creo que esto es un activo, un activo que debemos incorporar a la región y a nuestra cultura.

Gracias por estar aquí hoy con nosotros. Vamos a brindar.

Por varias cosas quiero brindar esta noche: en primer lugar, por la integración de la región, una integración como nunca se había visto; quiero brindar por el Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, compañero Evo Morales y por todos los que lo acompañan y quiero brindar por esa gran mujer, esa generala de la revolución, doña Juana Azurduy que hoy mira a todos los argentinos al mirar a la Casa Rosada.

Muchísimas gracias y tengan todos muy buenas noches.

¡Salud por la Patria, por Bolivia y por Argentina!

Gracias.

 

Más Néstor y Cristina:

 

diciembre 9, 2019

Sitio Oficial de Cristina Fernández de Kirchner

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS (C) 2013

Sitio Desarrollado por: Dogo Creativo