abril 29, 2014
La desocupación de los jóvenes en España trepó al 55,48 por ciento
Según la última Encuesta de Población Activa (EPA) publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en los primeros tres meses del año, en la península se perdieron 184.600 puestos de trabajo.

 

De Página 12.

La realidad superó con creces las previsiones del Banco de España, que había estimado que el empleo retrocedería 0,3 por ciento entre enero y marzo, ya que la caída fue de 1,8, un dato que contrasta también con las expectativas del gobierno conservador de Mariano Rajoy, que esperaba un crecimiento neto de empleo en los primeros meses del año, según el ministro de Economía, Luis de Guindos.

La tasa de desempleo empeoró tras subir dos décimas respecto al trimestre anterior, hasta ubicarse en 25,93 por ciento, lo que se traduce en 5.933.300 personas sin trabajo. Este pequeño repunte de la tasa de desocupación del primer trimestre de 2014 se produce pese a que hay 2300 desocupados menos debido a una nueva caída de la población activa -número de personas en edad y dispuestas a trabajar-, que bajó en 187.000 personas, 0,81 por ciento.

El desempleo baja no porque las personas se hayan reintegrado al mercado laboral sino porque hay menos personas buscando trabajo, debido a que han perdido las esperanzas o se han desplazado al exterior. Desde el comienzo de la crisis económica, hace siete años, muchos extranjeros que vivían en España han regresado a sus países de origen, a la vez que los españoles se han convertido ellos mismos nuevamente en inmigrantes.

El mismo fenómeno también explica que la tasa de desempleo de los jóvenes menores de 25 años haya alcanzado el 55,48 por ciento, mientras la desocupación en ese grupo haya disminuido en 25.700 personas.

Del informe del Instituto Nacional de Estadística se desprende que el desempleo sigue aumentando en los servicios, en la construcción y en la industria y, por el contrario, disminuye en la agricultura, mientras hay dos millones de hogares en el que todos sus integrantes están desocupados. En el primer trimestre, 53.100 familias más se sumaron a esta situación.

Para el ministro de Hacienda español, Cristóbal Montoro, quien no hizo referencia a la destrucción de empleo ni a la caída de la población activa y destacó el mínimo descenso de 2300 desocupados, los datos de la EPA son «esperanzadores» y permiten afirmar que «estamos saliendo de la crisis».

«Vemos que se ha reducido el número de parados en relación a hace un año, cifras que se reafirmarán en los datos de paro y en la recaudación de abril», dijo el funcionario desde Madrid.

Fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-245165-2014-04-29.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Néstor y Cristina:

 

diciembre 9, 2019

Sitio Oficial de Cristina Fernández de Kirchner

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS (C) 2013

Sitio Desarrollado por: Dogo Creativo